MÉXICO, MERCADO IDEAL PARA LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS

ancient-architecture-backlit-604661

MÉXICO, MERCADO IDEAL PARA LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS

¿Puede México representar un mercado ideal para las pequeñas y medianas empresas?

Con mi experiencia profesional como abogado en México a lado de empresas que ya han realizado éste importante paso obteniendo grandes resultados, puedo confirmarlo.

México, país business friendly.

México es uno de los primeros países en el mundo para hacer negocios y esta tendencia está destinada a incrementar aun más en el futuro. A continuación, algunas de las principales razones:

  • Gran estabilidad macroeconómica y política.
  • Tamaño de su mercado interno (más de 120 millones de habitantes).
  • Constante crecimiento económico, tecnológico, demográfico.
  • Posición geográfica ideal para expandirse en todos los mercados del continente americano.
  • Nuevos acuerdos de libre comercio que dan acceso a más de 5 países y a más de 1,000 millones de potenciales consumidores.
  • Capital humano joven, calificado, motivado e incansable.
  • Costos competitivos.
  • Reformas económicas para favorecer las inversiones extranjeras.
  • Incentivos federales y estatales para fomentar la llegada de inversiones extranjeras.
  • Posibilidad de abrir una sociedad en poco tiempo, a distancia, a bajo costos y con capital 100% extranjero.
  • Control total en la sociedad a distancia.
  • Cultura y mentalidad
  • Uno de los principales destinos turísticos del mundo.

¿La distancia? Ya no representa un obstáculo. 

Muchas pequeñas y medianas empresas siguen descartando la opción de invertir en México. ¿La razón? Lo piensan como un país lejano y sienten el miedo de no llegar a tener la situación bajo control.

Bien, esa preocupación ya no es actual y les voy a explicar por qué.

Alcanzar a México cada vez es más fácil.

En primer lugar, México es un país muy fácil de alcanzar en cualquier momento y con costos no excesivos. Las conexiones aéreas con las principales capitales europeas (Paris, Ámsterdam, Frankfurt, Roma; y mundiales) siguen aumentando. Lo confirma, por ejemplo, el aumento de los ya frecuentes vuelos directos con Madrid decididos por Aeroméxico, o la nueva ruta Ciudad de México – Barcelona, a partir de junio de este año.

La constante presencia física ya no es necesaria.

En segundo lugar, en la era del desarrollo tecnológico y de la industria 4.0, las distancias geográficas ya no representan un obstáculo y la necesidad de estar presentes físicamente en un lugar se ha reducido al mínimo indispensable. Lo mismo vale para el empresario extranjero que decide hacer negocios en México. Es posible, por ejemplo, abrir una sociedad a distancia (el procedimiento es muy rápido y con costos bajos) y, sucesivamente, administrarla y controlarla con facilidad. A título de ejemplo, es posible operar a distancia, en absoluta autonomía y seguridad las cuentas bancarias de la sociedad.

Elegir colaboradores confiables se ha vuelto más sencillo.

La elección de colaboradores que puedan apoyar en la gestión de las actividades in situ, ya no representa un problema como en el pasado. Si a primera vista pueden parecer favorecidos quienes tienen la posibilidad de transferir a México a colaboradores internos de la casa madre, también los que no tienen esa oportunidad pueden quedarse tranquilos. En ocasiones, podría representar una ventaja. El capital humano que ofrece el mercado mexicano destaca por un alto grado de especialización en todos los niveles. Además, la búsqueda se ha vuelta más fácil gracias a la presencia de numerosas empresas altamente profesionales que se dedican a ello.

La afinidad con la cultura mexicana representa el secreto del éxito.

Otra preocupación que frena la iniciativa de expansión al extranjero es el aspecto cultural. Tuve la suerte de conocer de manera profunda la cultura y la mentalidad mexicana y he podido darme cuenta de muchas afinidades con la cultura europea que favorecen sin duda alguna al empresario europeo. El secreto para tener éxito, sobre todo en los negocios al extranjero, está todo en la apertura mental, en lograr adaptarse lo más que se pueda a las peculiaridades de la mentalidad local. En el caso de México, esas peculiaridades no representan un obstáculo y para el emprendedor será sencillo adaptarse y darse cuenta de ello.

 

Lic. Giovanni Braccini